La vida es dos pasos adelante y uno atrás.
Lo que no ha pasado a mediodía puede pasar por la noche.
En tu relación con cualquier persona, pierdes mucho si no te tomas el tiempo necesario para comprenderla.
Pueden prohibirme seguir mi camino, pueden intentar forzar mi voluntad. Pero no pueden impedirme que, en el fondo de mi alma, elija a una o a otra.
Los que dejan al rey errar a sabiendas, merecen pena como traidores.
En dos palabras puedo resumir cuanto he aprendido acerca de la vida: Sigue adelante.
No pidáis a Dios que os de una carga apta para vuestros hombros; pedidle unos hombros aptos para soportar vuestras cargas.
Los reyes quieren ser absolutos; los nobles quieren ser independientes; los pueblos quieren ser felices.
La ciencia genuina, hasta donde alcanza su verdadera doctrina, carece de profundidad. La profundidad es cosa de la sabiduría.
Saber y saberlo demostrar es valer dos veces.
No se llega a gran hombre si no se tiene el coraje de ignorar una infinidad de cosas inútiles.
Lo que es contrario a la naturaleza no es bello.
El poeta ve lo poético aun en las cosas mas cotidianas.
La vida es muy traicionera, y cada uno se las ingenia como puede para mantener a raya el horror, la tristeza y la soledad. Yo lo hago con mis libros.
Ni aún permaneciendo sentado junto al fuego de su hogar puede el hombre escapar a la sentencia de su destino.
Prefiero ser el primero en una aldea que el segundo en Roma.
El amor gusta más que el matrimonio, porque las novelas gustan más que la historia.
Mi forma de llamar la atención es igualándome con la gente. Siempre trato de transmitir que no soy un 'superstar', que no soy alguien importante por encontrarme sobre un escenario.
La multitud por sí sola nunca llega a nada si no tiene un líder que la guíe.
Muéstrame un obrero con grandes sueños y en él encontrarás un hombre que puede cambiar la historia. Muéstrame un hombre sin sueños, y en él hallarás a un simple obrero.